750. Árboles en el desierto para mitigar los efectos del cambio climático

1 Ago

Científicos alemanes han desarrollado una técnica consistente en la plantación de la «Jatropha curcas» a gran escala, en zonas áridas y secas para capturar CO2.

 

Árboles en el desierto para mitigar los efectos del cambio climático

UNIVERSIDAD DE HOHENHEIM
Una planta de desalinización del agua de mar sirve para «alimentar» la plantación de Jatropha curcas que captura el CO2 atmosférico y que produce, además, bioenergía para «alimentar» a su vez, los sistemas de desalinización e irrigación

Mientras el planeta empieza a sentir los efectos del aumento del dióxido de carbono en la atmósfera y el consecuente aumento global de la temperatura, los investigadores están buscando un «plan b» para mitigar los efectos del cambio climático.

Un grupo de científicos alemanes han desarrollado un método para que la captura de dióxido de carbono, se haga de forma natural, es decir, a través de los árboles. La técnica, «Carbon farming», consiste en plantar árboles en regiones áridas a gran escala para capturar CO2. El estudio se ha publicado en Earth System Dynamics, de laUnión Europea de Geociencias (EGU).

«”Carbon farming” actúa sobre el origen del problema: la emisión de dióxido de carbono por la actividad humana», aseguró el autor del estudio, Klaus Becker de la Universidad de Hohenheim en Stuttgart. Se puede capturar CO2 de forma sostenible. «La naturaleza lo hace mejor», afirmó Volker Wulfmeyer, uno de los autores del estudio.

La planta más idónea: «Jatropha curcas»

Cuando se trata de capturar dióxido de carbono de la atmósfera, el equipo de trabajo ha mostrado que la planta «Jatropha curcas», es la más idónea. Es una planta oleaginosa de cuyas semillas se obtiene aceite a partir del que puede producirse biódiesel.
Es originaria de México y Centroamérica, pero que crece en la mayoría de los países tropicales. Se la cultiva en América Central, Sudamérica, Asia, India y África.

Es muy resistente a la aridez por lo que puede ser plantada en zonas calurosas y secas, en tierras que no son apropiadas para obtener alimentos. Esta planta, lógicamente también necesita agua, por lo que las áreas costeras donde se puede desalinizar el agua de mar es ideal para esta plantación.

«Esta es la primera vez que expertos en irrigación, desalinización, captura de carbono, y en ciencias económicas y atmosféricas, se ponen de acuerdo para analizar la viabilidad de la plantación a gran escala para capturar dióxido de carbono. Hemos utilizado información de plantaciones de Jatropha curcas en Egipto, India y Madagascar», comentó Wulfmeyer.

Técnica limpia y económica

El estudio muestra que una hectárea de Jatropha puede capturar hasta 25 toneladas de dióxido de carbono atmosférico por año, durante un periodo de 20 años. Una plantación que ocupara el 3% del del desierto árabe, podría, por ejemplo, absorber en un par de décadas todo el CO2 producido por los vehículos en Alemania durante el mismo periodo de tiempo.
Con mil millones de hectáreas cultivadas, se podría absorber una porción significativa del CO2 que está en la atmósfera desde la revolución industrial.

Pero hay más ventajas: el precio de esta técnica va de los 42 a los 63 euros por tonelada de CO2, haciéndola competitiva con otras técnicas de captura y almacenamiento. Además, después de unos años, las plantas podrían producir bioenergía que puede servir para «alimentar» los sistemas de irrigación y desalinización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: