689. ¿Por qué los mamíferos son de tantos tamaños?

25 Jun

Desde la musaraña etrusca, de dos gramos, hasta la ballena azul, de casi 200 toneladas, la diversidad es inmensa.

¿Por qué los mamíferos son de tantos tamaños?

ARCHIVO
Ballena azul

Un equipo internacional de investigadores ha encontrado la explicación a la diferente evolución en el tamaño de los mamíferos, algo que la Ciencia no tenía aún nada claro. Liderado por investigadores de la Monash University, el estudio ha aislado el tamaño como uno de los factores esenciales de evolución y viabilidad para las especies.

Los científicos han añadido otra pieza al puzzle de la evolución al explicar por qué ciertas familias de mamíferos evolucionaron a tamaños muy grandes mientras que otras permanecieron pequeñas. En un estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B, un grupo internacional de científicos, entre los que se incluye el Doctor Alistair Evans, de la Monash University, propone una nueva teoría que explica la diversidad en el tamaño de los mamíferos, desde la musaraña etrusca, cuyo peso es de alrededor de dos gramos, hasta la ballena azul, que cuenta con ejemplares que están en casi 200 toneladas. Sorprendentemente, el peso de la cría en relación con la masa del cuerpo del adulto es la clave.

El Doctor Evans, de la Monash School of Biological Sciences, asegura que el tamaño tiene impacto en todos los aspectos de la anatomía y la psicología del animal, así como en el rol que éste desempeña dentro de su ecosistema. “El tamaño es esencial para nuestra vida y nuestro cuerpo, determinando a qué velocidad nos late el corazón, cuánta comida necesitamos ingerir o cómo nos desplazamos”, afirma.

Tras la extinción de los dinosaurios, los mamíferos florecieron y su tamaño se incrementó notablemente. El estudio ha examinado las medidas máximas de grupos que incluían a las ballenas, los elefantes, los primates y los roedores de este periodo para determinar las limitaciones en el tamaño.

Los investigadores encontraron que las especies que maduraron más rápidamente y produjeron en sus individuos más jóvenes una masa mayor cada año en relación con su peso corporal, estuvieron capacitadas para evolucionar a un tamaño mayor. Más allá incluso, es probable que gracias a ello fueran capaces de alcanzar ese tamaño definitivo en menos generaciones. Esta alta cuota de producción biológica es vital, con independencia de si la camada anual incluía muchas pequeñas crías o sólo una de gran tamaño.

La ballena, el ejemplo perfecto

El Doctor Evans confirma que las ballenas son el ejemplo perfecto de la teoría: “La ballena azul es el animal más grande que ha pasado por una evolución, incluso mayor que los dinosaurios, y alcanzó ese tamaño a la velocidad más alta que hemos podido medir. La clave de este éxito es que esta especie fue capaz de producir crías muy grandes que maduraban rápidamente, alcanzando alrededor de 30 metros en un plazo de entre ocho y diez años”.

El Doctor Jordan Okie, miembro de la Arizona State University y líder del estudio, asegura que los primates se situaron en el otro extremo del espectro de evolución posible. “Los primates tenían una ratio de producción muy baja y, consecuentemente, evolucionaron a una velocidad muy lenta. Nunca consiguieron crear especímenes que superaran con normalidad la barrera de los 500 kilos, lo que es un síntoma evidente de esta afirmación”, asegura.

El estudio también ha relacionado los tamaños mayores con las tasas de mortalidad. Puesto que los animales más grandes tienden a procrear con menos frecuencia que los pequeños, si la tasa de mortalidad se sitúa en el doble, se puede decir que el número de animales de los tamaños mayores sería 16 veces menor que el de los individuos con un volumen notablemente menor.

“Este hallazgo supuso algo verdaderamente sorprendente –explica el Doctor Evans-. Su presencia apunta a la razón por la que los animales de más tamaño se extinguieron después de las últimas glaciaciones, de forma que el cambio climático se sitúa entre los factores más probables para elevar las tasas de mortalidad. Los ejemplares mayores son también los que tienen un mayor riesgo de extinción en el medioambiente contemporáneo, ya que a su población le cuesta mucho tiempo recuperarse después de atravesar por un desastre”.

El propósito del equipo de investigadores que ha llevado a cabo este trabajo es extender su área de influencia en un futuro próximo, para intentar encontrar una explicación a cómo el riesgo de extinción de las especies podría verse reducido por las alteraciones que ha conllevado el proceso de cambio climático en el que nos encontramos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: