622. Los peligrosos mascones de la Luna

4 Jun

Científicos logran mapear unas áreas lunares que pueden «tirar» de las naves espaciales que las sobrevuelan.

Los peligrosos mascones de la Luna

NASA
Las sondas Grail han realizado un mapa de gravedad de la Luna
Los peligrosos mascones de la Luna

U.PURDUE
Jay Melosh

Los científicos que seguían la órbita de un satélite lanzado a la Luna en 1968, solo un año antes de que un hombre la pisara por primera vez, se encontraron con un problema inesperado. Por alguna razón, ciertas zonas de la superficie lunar cambiaban el campo de gravedad, de forma que alteraban la órbita de la nave y la ponían en peligro. Estas áreas llamadas mascones son densas concentraciones de masa que posiblemente se formaron a causa de grandes impactos de asteroides hace miles de millones de años. Ahora, científicos de la universidad estadounidense de Purdue (West Lafayette, Indiana) han conseguido realizar un mapa para localizarlas gracias a los datos proporcionados por las sondas Grail de la NASA. El trabajo permitirá que las futuras misiones a nuestro satélite sean más seguras, vayan tripuladas o no.

Estas grandes concentraciones de material se ocultan en la corteza lunar de la misma forma que los arrecifes de coral se encuentran bajo las olas del mar. Son un peligro invisible y devastador. Los mascones cambian el campo de gravedad, por lo que pueden «tirar» de una nave espacial o empujarla fuera de su curso, provocando un accidente.

«En 1968 estas concentraciones masivas fueron un descubrimiento desagradable cuando los científicos preparaban el futuro alunizaje del Apolo 11 y han sido un misterio desde entonces», afirma Jay Melosh, miembro del equipo científico de la misión Gravity Recovery and Interior Laboratory (Grail), las dos sondas gemelas destinadas a elaborar un mapa de gravedad de nuestro satélite y en la actualidadempotradas en una montaña lunar tras terminar su vida científica. «Grail ha mapeado donde están y tenemos una mejor comprensión de cómo se desarrollaron. Si volvemos a la Luna, ahora podemos navegar con gran precisión», apunta el investigador.

Una Luna caliente

El mayor conocimiento de los mascones también añade pistas sobre el origen y la evolución de la Luna, y será útil en el estudio de otros planetas donde también existen, como Marte o Mercurio. «Ahora sabemos que la luna antigua debe de haber sido mucho más caliente de lo que es ahora y la corteza, más delgada de lo que pensábamos», dice Melosh. «Por primera vez podemos averiguar el tamaño de los asteroides que golpearon la Luna mirando las cuencas que quedan y la firma de la gravedad de las áreas. Tenemos las herramientas para averiguar más sobre el intenso bombardeo de asteroides, a lo que la antigua Tierra podría haberse enfrentado».

Los científicos creen que los mascones se forman cuando el material lunar se funde por el calor del impacto de los asteroides. La fusión hace que el material se vuelva más concentrado, más fuerte y más denso, y «tira» del material adicional de las áreas circundantes.

El conjunto de los datos de Grail ofrece un mapa detallado sin precedentes de la distribución de masas en la Luna, además de facilitar información sobre su estructura y composición interna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: