602. Desentierran un misterioso esqueleto en el Alto Urgel

28 May

Paleontólogos descubren en un paraje de Lérida los restos de lo que puede ser una cría de dinosaurio o un depredador de hace más de 65 millones de años.

Desentierran un misterioso esqueleto en el Alto Urgel

ICP
En el esqueleto se observan vértebras y huesos que podrían pertenecer a la extremidad superior del animal
Desentierran un misterioso esqueleto en el Alto Urgel

Trabajos en la zona

Investigadores del Instituto Catalán de Paleontología (ICP) han iniciado la mañana de este martes las tareas para extraer un pequeño esqueleto de hace más 65 millones de años y de identidad aún desconocida en Coll de Nargó, en el Alto Urgel (Lérida). La proximidad de numerosas puestas de dinosaurios y la presencia de cáscaras cercanas al fósil hace pensar a los paleontólogos que podría tratarse de una cría de dinosaurio o de algún depredador que se alimentaba de estas. Los resultados de la investigación no se conocerán hasta después del verano, pero aportarán nueva información sobre el comportamiento reproductor de estos animales.

Desentierran un misterioso esqueleto en el Alto Urgel

Detalle de las vértebras

La parte visible del esqueleto, que fue encontrado hace varias semanas, está formada por cinco o seis vértebras y huesos que podrían pertenecer al brazo del animal. Se trata de un esqueleto articulado, es decir, los restos se encuentran en posición anatómica, lo que lo hace muy interesante para los paleontólogos. Los investigadores barajan dos hipótesis: que se trate de una cría de un dinosaurio o de un depredador.

Los resultados de la investigación no se conocerán hasta el mes de octubre pero, en cualquier caso, aportarán nueva información sobre el comportamiento reproductor de los dinosaurios que habitaban el Pirineo hace entre 65 y 70 millones de años. «El hallazgo es excepcional ya que en esta zona se habían encontrado muchos nidos de huevos de dinosaurio, pero nunca un esqueleto tan completo como este», explican desde el ICP.

¿Huevos sin padres?

En los próximos días se perforará alrededor del fósil y se inyectará cemento expansivo para extraer un bloque de roca que contenga el esqueleto. Este bloque será trasladado al laboratorio de preparación del ICP donde será restaurado para que pueda ser estudiado por los investigadores. No será hasta entonces que se podrá conocer más detalles sobre la especie a la que pertenece este fósil.

Si se trata de un dinosaurio, su análisis podría permitir conocer qué especie es la responsable de las numerosas puestas de la zona. Si son los restos de un depredador carnívoro que se alimentase de dinosaurios, apoyaría la hipótesis de que los dinosaurios ponían los huevos y los abandonaban. Este hecho permitía que apareciesen depredadores que atacasen a las crías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: