527. El secreto de la lengua del murciélago

7 May

Una especie de «pelillos» llenos de sangre y en erección le permiten succionar al máximo el néctar de las flores.

Pulse para ver el video
Pulse para ver el video
La lengua de los murciélagos

Los murciélagos que se alimentan de néctar tienen un claro objetivo: succionar tanto líquido como sea posible lo más rápido posible. Para ello, tienen un equipamiento específico que nunca antes había sido observado y que un grupo de científicos de la Universidad de Brown describe en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de EE.UU. Resulta que una especie llamada Glossophaga soricina llena de sangre unas estructuras parecidas a pelillos en la punta de la lengua en el momento en el que sorbe el néctar del interior de una flor.

El sistema cuenta con una velocidad y fiabilidad que los diseñadores industriales envidiarían, afirma la autora principal de la investigación, Cally Harper. La lengua cilíndrica del murciélago tiene una malla de fibras musculares que se contraen para que la lengua se vuelva más delgada y más larga (para que alcance lo más profundo de la flor). La misma contracción del músculo aprieta simultáneamente la sangre en la diminuta papila como aspecto de pelo.

Cuando la sangre se desplaza hacia la punta de la lengua, la papilas salen disparadas perpendicularmente al eje de la lengua. En su estado erecto no solo aumenta el área de superficie expuesta, sino también la anchura, permitiendo que la lengua funcione como un dispositivo altamente eficaz de recolección de néctar.

Un octavo de segundo

Toda la extensión y retracción de la punta de la lengua se produce dentro de un octavo de segundo. Al estar suspendidos en el aire para alimentarse de néctar los murciélagos requieren de mucha energía, por lo que tienen que obtener una gran cantidad de calorías con rapidez para que valga la pena.

Los científicos sabían de la existencia de estas papilas con anterioridad, pero siempre habían pensado que eran tan pasivas «como los pelos de una fregona». Otras especies como los colibríes y las abejas emplean diferentes medios rápidos de transformar la lengua para mejorar su alimentación con néctar. Los autores creen que cualquiera de estos diseños altamente evolucionados podrían ayudar en la evolución tecnológica. Por ejemplo, para desarrollar robots quirúrgicos en miniatura flexibles, que puedan cambiar su longitud y tengan configuraciones superficiales dinámicas.

El secreto de la lengua del murciélago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: