485. Científicos pretenden concentrar la energía de 2.000 soles

24 Abr

Trabajan en un sistema fotovoltaico revolucionario para proporcionar energía sostenible y agua potable de forma mucho más barata y eficiente.

Científicos pretenden concentrar la energía de 2.000 soles

IBM
Recreación artística del plato fotovoltaico en el que trabajan los científicos

La compañías IBM Research, Airlight Energy y la Universidad ETH Zürich se han propuesto formar un equipo para desarrollar un sistema de recolección de energía solar que además de ser relativamente accesible, pueda concentrar la energía de 2.000 soles sobre chips fotovoltaicos con una superficie de un centímetro cuadrado por unidad.

La cantidad de energía que nos da el Sol diariamente es gigantesca. Bruno Michel, de IBM Research, estima unos 85.000 teravatios, absorbidos por la tierra y los océanos. Si fuéramos lo suficientemente eficientes al recolectarla (sin mencionar que solo necesitamos una fracción), la dependencia de los combustibles fósiles y nucleares pasaría a ser Historia. Se hacen importantes mejoras en la tecnología solar, pero cualquiera puede apreciar que las granjas solares tradicionales tienen un coste de instalación enorme, no son tan eficientes como nos gustaría y son una pesadilla de mantenimiento.

Así es como Michel, junto al resto de su equipo, ingenieros de Airlight Energy y la Universidad ETH Zürich, han decidido unir esfuerzos para desarrollar un sistema fotovoltaico barato y eficiente. El término oficial es HCPVT, siglas para “High Concentration PhotoVoltaic Thermal”. Se trata de un plato parabólico compuesto por múltiples facetas espejadas. El sistema de rastreo integrado al plato permite ubicarlo en el mejor ángulo posible, concentrando la energía solar sobre chips fotovoltaicos de un centímetro cuadrado de superficie.

En promedio, el sistema fotovoltaico podrá concentrar la energía de dos mil soles, aunque el prototipo se encuentra actualmente en la mitad de ese valor. Cada uno de los chips tiene la capacidad de convertir entre 200 y 250 vatios, asumiendo un día de ocho horas en una región soleada. La versión completa del concentrador utilizará aproximadamente cien de estos chips, elevando la conversión de energía a 25 kilovatios por plato.

Pruebas en Europa

Pero, ¿cómo logran que esos chips no se derritan? La solución llega a través del sistema de refrigeración microfluídica que IBM ha estado desarrollando desde hace algunos años y que aplicó en proyectos como el superordenador Aquasar. El resto, son puros beneficios: 80% de eficiencia de conversión, un coste de instalación inferior a los 250 dólares por metro cuadrado, menos de diez centavos de dólar por kilovatio/hora, y la posibilidad de adaptar el sistema de refrigeración tanto para ofrecer aire acondicionado como para potabilizar agua, en el orden de 30 a 40 litros diarios por cada metro cuadrado del sistema.

Con la escala adecuada, el concentrador podría filtrar agua suficiente para un pueblo pequeño. La Comisión Suiza de Tecnología ha entregado 2,4 millones de dólares a este proyecto, que tendrá “pruebas piloto” en múltiples regiones, incluyendo el sur de Europa, África y América del Sur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: