310. No eran pulgas gigantes de dinosaurio, eran moscas acuáticas

21 Feb

Científicos reconocen haber confundido con parásitos a unos extraños insectos del Jurásico con pinzas para aferrarse a las hembras.

No eran pulgas gigantes de dinosaurio, solo eran moscas

D. HUANG
Uno de los fósiles hallados con una pareja de estas moscas jurásicas durante la cópula
No eran pulgas gigantes de dinosaurio, solo eran moscas

Un macho

Hace un año, investigadores del Instituto Nanjing de Geología y Paleontología (China) anunciaban el descubrimiento de los restos fósiles de nueve especímenes de pulgas gigantescas que vivían en los dinosaurios con plumas. La investigación aparecía en la revista Nature y ahora, en la misma publicación, los científicos acaban de retractarse. Nuevos fósiles indican que estos enigmáticos insectos del Jurásico no eran parásitos, sino moscas acuáticas y anfibias. Las pinzas que aparecen en las patas traseras de los machos no servían para aferrarse al huésped, sino que se utilizaban parasujetar a las hembras durante el coito.

No eran pulgas gigantes de dinosaurio, solo eran moscas

Reconstrucción ecológica

Los científicos reconocen que la creencia de que los insectos de la familia Strashilidae eran pulgas gigantes, en comparación con las actuales, estaba fundamentada en datos limitados. Por ejemplo, en sus pinzas, que parecían ser utilizadas para sujetarse al pelo o las plumas de los huéspedes. Sin embargo, el nuevo estudio ha desvelado datos hasta ahora desconocidos de dos especies de estos insectos, Vosila sinensis y Strashila daohugouensis, encontrados en la Mongolia Interior. Las criaturas tenían alas membranosas, una boca vestigial (que posiblemente no era utilizada) y solo los machos lucían pinzas en sus patas traseras, para atrapar y retener a la hembra durante la cópula, no para clavárselas a los dinosaurios y chuparles la sangre como cena.

La boca casi inexistente implica que los adultos no se alimentaban, sino que tras salir de la crisálida perdían las alas, copulaban en el agua y morían allí. Entre los fósiles aparecieron dos de parejas copulando, ambas sin alas. Estos insectos podían haber tenido un ciclo de vida acuático o anfibio. Los machos adultos conservaban algunos rasgos de su estado larval que probablemente les permitían vivir en el agua, como varios pares de apéndices en el abdomen que podrían serbranquias.

 

 

No eran pulgas gigantes de dinosaurio, solo eran moscas

D. HUANG
Reproducción artística de un macho (izda.) y una hembra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: