253. La tormenta que dio la vuelta a un mundo

3 Feb

El gigantesco huracán giró alrededor de Saturno durante ocho meses y 300.000 km hasta que encontró su propio origen y se desvaneció.

La tormenta que dio la vuelta a un mundo

NASA
Imágenes de Saturno tomadas por la Cassini

En la Tierra, las tormentas nunca acaban encontrándose a sí mismas. No tienen el poder de dar una vuelta alrededor del mundo y «morderse la cola» como la mítica serpiente Uróboros, porque se topan con accidentes geográficos como montañas y se agotan antes. Sin embargo, científicos de la misión Cassini de la NASA han observado en Saturnouna monstruosa tormenta de truenos y relámpagos que recorrió todo el planeta durante unos ocho meses hasta que encontró su propio origen y se desvaneció. Es la primera vez que investigadores observan a una tormenta consumirse de esta forma en cualquier lugar del Sistema solar.

«Esta tormenta se comportó como un huracán terrestre, pero con el toque único de Saturno», afirma Andrew Ingersoll, miembro del equipo de imágenes de Cassini en el Instituto de Tecnología de California y coautor del nuevo estudio que aparece publicado en la revista Icarus. «Ni siquiera las tormentas gigantes de Júpiter se consumen como esta, lo que viene a demostrar que la naturaleza puede jugar con muchas variaciones maravillosas y sorprendernos una y otra vez», añade.

Los huracanes de la Tierra se alimentan de la energía del agua caliente y dejan una estela de agua fría. Esta tormenta en el hemisferio norte de Saturno también se dio un banquete del «aire» cálido de la atmósfera del gigante gaseoso. Detectada por primera vez el 5 de diciembre de 2010, comenzó a alrededor de 33 grados en la latitud norte del planeta. Poco después de que emergiera su cabeza brillante y turbulenta, comenzó a moverse hacia el oeste. En cuestión de meses, la tormenta envolvió el planeta en esa latitud, extendiéndose 300.000 kilómetrosy lanzando truenos y relámpagos por el camino.

Un final misterioso

Saturno no tiene accidentes geográficos, como sí los tiene la Tierra, para detener sus huracanes, así que la monstruosa tempestad no tuvo barreras. Solo cuando se encontró a sí misma en junio de 2011 comenzó a desvanecerse. El motivo por el que el encuentro acabó con la tormenta sigue siendo un misterio.

El 28 de agosto, después de 267 días, la tormenta de Saturno dejó de tronar para siempre. «Esta tormenta de truenos y relámpagos era una bestia», afirma Kunio Sayanagi, autor principal del artículo y miembro del equipo de imágenes de Cassini en la Universidad de Hampton, en Virginia. «La tormenta mantuvo su intensidad durante un tiempo inusualmente largo. La cabeza de la tormenta duró 201 días y su corriente ascendente tenía tal intensidad que habría chupado todo el volumen de la atmósfera de la Tierra en 150 días», explica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: