214. Descubierto un sanguinario depredador prehistórico

29 Ene

Emparentado con los modernos cocodrilos, este «monstruo» de gran mandíbula y dientes de sierra devoraba presas de gran tamaño hace 165 millones de años.

Descubierto un sanguinario depredador prehistórico

El Tyrannoneustus lythrodectikos era capaz de devorar presas de gran tamaño

Unos restos prehistóricos descubiertos hace más de un siglo han sido identificados por científicos de la Universidad de Edimburgo como una nueva especie de superdrepedador marino que debió de ser el terror de los mares hace 165 millones de años. El animal, con dientes de sierra y una gran mandíbula, tiene forma de delfín, pero está emparentado con los modernos cocodrilos.

Los científicos han confirmado que el esqueleto parcial -que incluye un hueso de la mandíbula y los dientes- pertenece a un grupo de antiguos cocodrilos que eran similares a los delfines. El animal se caracteriza por sus dientes de sierra y una gran mandíbula abierta adecuada para alimentarse de presas de gran tamaño.

La especie, que es el miembro más antiguo conocido de este grupo de animales, ayuda a los científicos a entender mejor cómo los reptiles marinos fueron evolucionando hace unos 165 millones de años. Según los investigadores, la criatura representa un eslabón perdido entre los cocodrilos marinos que se alimentan de pequeñas presas y otros que eran similares a las orcas de hoy en día, que se alimentaban de presas más grandes.

Como una cizalla

Los científicos llegaron a estas conclusiones mediante el estudio de la forma y tamaño de la mandíbula y los dientes, que mostró que el animal tenía una amplia boca abierta y un mordisco como una cizalla. Por este motivo, nombraron al animal Tyrannoneustes lythrodectikos, que significa algo así como «nadador tirano mordisco de sangre».

Un paleontólogo aficionado encontró el espécimen en un pozo de barro cerca de Peterborough en el año 1900, y desde entonces ha sido conservado por el Museo Hunterian de la Universidad de Glasgow. «Es una satisfacción poder clasificar una muestra que ha estado sin examinar desde hace más de 100 años, y por partida doble al encontrar que este descubrimiento mejora nuestra comprensión de la evolución de los reptiles marinos», ha dicho Mark Young, investigador de la Escuela de Geociencias de la Universidad de Edinburgo. La investigación aparece publicada en la revista Journal of Systematic Palaeontology.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: