139. Los dinosaurios no iban en estampida

18 Ene

Una nueva investigación asegura que el famoso conjunto de miles de huellas de Australia, atribuido a una espantada de ornitópodos y que se creía único en el mundo, fue dejado en realidad por animales que cruzaban un río a nado.

Los dinosaurios no iban en estampida

Reprodución de uno de los dinosaurios que dejaron las marcas en Lark Quarry
Los dinosaurios no iban en estampida

Una de las huellas

Alrededor de 3.000 huellas de dinosaurio quedaron grabadas hace 95 millones de años en el fondo de un río poco profundo que atravesaba un exuberante bosque de coníferas, un lugar conocido como Lark Quarry, en lo que ahora es Queensland, Australia. Las marcas han sido interpretadas desde hace treinta años como la única estampida de dinosaurios registrada en todo el planeta,razón por la que adquirieron fama mundial. Pero ahora los científicos han descubierto que estos animales, un grupo de ornitópodos, pequeños dinosaurios herbívoros bípedos, no corrían en grupo por miedo a algo, quizás a un terrible depredador, sino que estaban nadando.

Estas huellas se conservan en los lechos de limolitas y areniscas depositadas en un río poco profundo, cuando la zona era parte de una vasta llanura aluvial, que se inundaba con la crecida del río. «Muchas de las huellas no son más que surcos alargados y probablemente se formaron cuando las garras de los dinosaurios nadadores rascaron el fondo del río», dice Anthony Romilio, palentólogo de la Universidad de Queensland.

Algunas de las marcas más inusuales incluyen trazos que parecen hechos de puntillas. Fueron dejados por ejemplares que se mantenían completamente a flote y, a medida que se impulsaban en el agua, debajan un rasguño con la punta de los dedos de sus patas. «Es difícil que estas huellas hayan sido hechas por animales que corrían o caminaban», apunta el investigador. «Si ese fuera el caso, podríamos ver una impresión mucho más plana del pie conservada en los sedimentos».

Con la corriente

Huellas de aspecto similar hechas por dinosaurios de diferentes tamaños -algunos de los ornitópodos no eran más grandes que los pollos (Skartopus), mientras que otros llegaban al tamaño de los emúes (Wintonopus)- también implican fluctuaciones en la profundidad de las aguas. «Las huellas de natación más pequeñas indican una profundidad mínima de 14 cm, mientras que otras mucho más grandes indican profundidades de más de 40 cm», explica Romilio. Algunas de las huellas más grandes son mucho más consistentes con dinosaurios que caminaban, por lo que el investigador creen que algunos de ellos vadeaban el río a través de aguas muy poco profundas.

Los paleontólogos interpretan las grandes separaciones entre muchas huellas consecutivas como una indicación de que los dinosaurios se movían río abajo, tal vez utilizando la corriente del río para ayudarse en sus movimientos. Las huellas se formaron a lo largo de varios días, tal vez incluso semanas.

Durante los últimos 30 años, las marcas de Lark Quarry se conocen como el único registro en el mundo de una estampida de dinosaurios, pero los investigadores creen ahora que, en realidad, se trataba del cruce de un río. La explicación resulta menos emocionante pero, según los expertos, no resta un ápice de valor al sitio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: