98. Una isla de piedras flotante tan grande como Sicilia aparece en el Pacífico

11 Ene

El ejército neozelandés ha detectado una balsa de piedras pómez de 25.000 kilómetros cuadrados. Por área, sería la 45ª isla más grande del mundo.

Pulse para ver el video
Pulse para ver el video

Un piloto militar neozelandés —en plena patrulla marítima— fue el primero en avisar. A unos 1.600 kilómetros al noreste de Auckland (Nueva Zelanda) había una isla blanca y brillante. Una enorme extensión de «tierra» que no tenía que estar ahí. La armada neozelandesa envió un barco a investigar.

«La cosa más rara que he visto en 18 años de mar», afirmó Tim Oscar, un oficial australiano a bordo del navío neozelandés que fue a verla de cerca. Habían encontrado una gigantesca balsa de miles de millones de piedras pómez —pumita—, un tipo de roca volcánica tan ligera que flota en el agua. Según el mismo testigo, parecía el borde de una placa de hielo.

La balsa de rocas flotantes era tan grande que, según explicó a la agencia de noticias AP, no se veían sus límites. «Tan lejos como podía observar había una balsa de pumita subiendo y bajando al compás de las olas», aseguró Oscar.

Mediciones aéreas posteriores han calculado que tiene una extensión de 500 kilómetros de largo y casi 50 de ancho. Es decir, un área total de 25.000 kilómetros cuadrados. Más grande Israel, y aproximadamente del tamaño de Sicilia (Italia). De ser sólida, sería la 45ª isla más grande del mundo.

Erupción volcánica submarina

Una isla de piedras flotante tan grande como Sicilia aparece en el Pacífico

Marinos neozelandeses muestran una de las piedras pómez

El barco responsable de estudiar el fenómeno, el HMNZS Canterbury, decidió atravesar la balsa y recoger muestras. Al ser tan ligeras, no supusieron ningún peligro para el barco, que navegó por un mar de piedras —a 26 kilómetros por hora— durante cuatro minutos sin sufrir desperfecto alguno.

Las piedras pómez se forman en violentas erupciones volcánicas en las que se libera mucha presión, o cuando la lava se expulsa en el agua. Los científicos están seguros de que éste es el origen de la isla, pero aún no han confirmado el responsable. El principal candidato es Monowai, un volcán submarino que cuadra tanto temporal como geográficamente.

Se cree que este tipo de erupciones y balsas de rocas volcánicas flotantes pueden explicar las migraciones oceánicas de algunos pequeños organismos durante la historia de la vida en la Tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: