34. Estrelladas contra la Luna

19 Dic

Una pareja de sondas gemelas de la NASA impactó anoche en una montaña del polo norte de nuestro satélite natural.

Estrelladas contra la Luna
Estrelladas contra la Luna

El lugar del impacto

El viernes pasado, las dos sondas gemelas de la misión Gravity Recovery and Interior Laboratory (Grail) de la NASA recibieron la orden de descender a una órbita más baja. El motivo era su próximo deceso, que se ha producido esta noche, cuando las naves se estrellaron de forma controlada contra una montaña cerca del polo norte lunar. La pareja golpeó la superficie como estaba previsto. La primera lo hizo a las 23.28 (hora peninsular española) y la segunda apenas unos segundos más tarde, a una velocidad de 1,7 km por segundo. La agencia espacial ha denominado al lugar del impacto, situado en la cara sur de la montaña de 2,5 km de altura, con el nombre de Sally K. Ride, la primera mujer estadounidense en el espacio, miembro del equipo de la misión Grail y que murió en julio, después de una batalla de 17 meses contra un cáncer de páncreas.

Según la NASA, el impacto ha marcado un final exitoso para la misión planetaria, la primera de la NASA que llevaba cámaras totalmente dedicadas a la educación y difusión pública. Junto con sus instrumentos científicos, cada nave tenía una cámara MoonKAM que tomó más de 115.000 imágenes de la superficie lunar, fotografías que pudieron ser analizadas por estudiantes de todo el país.

Cincuenta minutos antes del impacto, la nave espacial disparó sus motores hasta que el propulsor se agotó. La maniobra fue diseñada para determinar con precisión la cantidad de combustible restante en los tanques. Esto ayudará a los ingenieros de la NASA a validar modelos de computación para mejorar las predicciones de las necesidades de combustible para las misiones futuras.

«Ebb (la primera de las naves en caer) encendió sus motores durante 4 minutos y 3 segundos, y Flow lo hizo durante 5 minutos y 7 segundos», explica el director del proyecto Grail, David Lehman, del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California.

Nuevos cráteres

El equipo de la misión deduce que mucho del material a bordo de cada nave espacial se rompió en la energía liberada durante los impactos. La mayor parte de lo que quedó probablemente está enterrado en cráteres poco profundos. El tamaño de los cráteres será determinado por la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA, que enviará imágenes de la zona en varias semanas.

Lanzadas en septiembre de 2011, Ebb y Flow han estado orbitando la Luna desde el 1 de enero de 2012. Las sondas fueron estrelladas intencionadamente debido a que no tienen suficiente altura ni combustible para continuar las operaciones científicas. Sus principal misión, que realizó con éxito, fue la elaboración de un mapa de gravedad lunar, el de más alta resolución de campo de cualquier cuerpo celeste. El mapa proporcionará una mejor comprensión de cómo se formaron la Tierra y otros planetas rocosos del Sistema Solar.

«Echaremos de menos a nuestras gemelas lunares, pero los científicos me dicen que se necesitarán años para analizar todos los estupendos datos que obtuvieron», afirma Lehman. «Hasta la vista, Ebb y Flow, os damos las gracias».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: