31. La increíble planta carnívora que catapulta a sus presas

19 Dic

Descubren el sorprendente y voraz mecanismo para alimentarse de insectos de una planta australiana.

Pulse para ver el video
Pulse para ver el video
Las plantas carnívoras activas, que realizan movimientos para capturar a sus presas, han fascinado a los científicos desde que Charles Darwin las describiera en sus primeros trabajos. Las trampas que se cierran como una boca que da una dentellada y la succión de las presas son dos de los ejemplos más espectaculares de esta forma de alimentación en el mundo vegetal, pero los científicos han descubierto una planta carnívora cuyos métodos son aún más increíbles. La Drosera glanduligera, conocida como rocío del Sol, del sur de Australia, es sensible al tacto de los insectos que se posan sobre sus hojas como tentáculos. Cuando nota su presencia, la planta los catapulta en un movimiento rapidísimo hacia su trampa mortal, donde son capturados y digeridos. El proceso puede verse en el vídeo sobre estas líneas, pero esté muy atento, porque es visto y no visto.

Los depredadores rápidos y eficaces son comunes en el mundo animal, pero poco frecuentes en el vegetal. La Drosera glanduligera despliega uno de los mecanismos de captura más veloces e impresionantes conocidos entre las plantas carnívoras. Normalmente, las hojas de este tipo de plantas actúan como una papel matamoscas en el que los insectos se quedan pegados, pero lo que los investigadores de la Universidad de Friburgo observaron por primera vez fue el vigoroso movimiento de los «tentáculos» de la planta. Los insectos que caminan sobre estos apéndices desencadenan, para su desgracia, una acción de catapulta que los impulsa hasta el colector de hojas donde la planta los digiere y asimila.

«Estas plantas son de particular interés para los biólogos debido a sus sofisticadas y complejas adaptaciones estructurales para ser carnívoras», dice Thomas Speck, autor principal del estudio, que aparece publicado en PLoS ONE (Puedes consultarlo aquí).

Los autores creen que esta técnica podría ayudar a la planta a aumentar su eficacia devoradora, y tal vez permitirle capturar insectos más grandes que pueden ser lo suficientemente fuertes para deshacerse del pegamento para atraparles. Catapultar la presa hacia el centro de la planta también podría mejorar la digestión del insecto y evitar el robo de la presa capturada por otros depredadores. Sigue leyendo esta información en National Geograpihc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: