32. CHISTES DE EXAGERACIONES

16 Sep

01. Era una señora tan fea, pero tan fea, que cuando fue a un concurso de feos le dijeron:
“Lo sentimos, no aceptamos profesionales”

02. Un codicioso estaba hablando con Dios y le pregunta:
– Dios, ¿Cuánto es para ti mil años?
Y Dios le contesta:
– Un segundo.
– ¿Y un millón de pesos?.
Y Dios le contesta:
– Un centavo.
Entonces el codicioso le dice: ¿Me das un un centavo?.
A lo que Dios le contesta:
– Espérate un segundo.

03. Había una señora tan gorda, pero tan gorda, que cuando le tomaban una foto decía: Continuará.

04. Era una señora tan gorda, pero tan gorda, que cuando se pesaba, la báscula le indicaba, “por favor, una persona a la vez”.

05. Era una señora tan gorda, tan gorda, tan gorda, que se hizo un vestido de flores y se acabó la primavera.

06. Una mujer era tan gorda, pero tan gorda, que cuando murió la cremaron dos veces porque a la primera había quedado cruda.

07. Era un hombre tan pobre, pero tan pobre, que la última vez que comió carne fue cuando se mordió la lengua.

08. Un tipo tan, pero tan alto que se tropezó un lunes y cayó el domingo.
Un tipo tan, pero tan tan tan que se volvió campana.

09. Había niño tan feo, tan feo, pero tan feo, que cuando nació el doctor lo lanzó al techo y le dijo a la madre:
Si se queda pegado en el techo es un tumor, y si vuela es un murciélago.

10. Llega un niño de la escuela, va con su papá y le dice:
Papá, hoy en la escuela escribí como 3.597 hojas.
Y el papá le contesta:
¡Ay hijo, te he dicho 1.756.934 veces que no seas tan exagerado!

11. Era un señor tan pequeño, pero tan pequeño, que se sentó en un billete de 100 y sobraron 99 pesos.
Era una gallina tan flaca, que en vez de dar huevos daba lástima.
Era una señora tan gorda pero tan gorda, que cuando murió tuvieron que hacerle su propio cementerio.
Era un viejito que tenía los dientes tan amarillos, que su lengua tenía que usar lentes porque se encandilaba.
Era un hombre tan gordo, que la policía lo disolvió porque pensaban que era una manifestación.
Era un señor tan optimista que una vez le dio un infarto y dijo que fue una corazonada.
Era una mujer tan enana que al morirse no se fue al cielo, se fue al techo.

12. Había una muchacha tan flaca, tan flaca, que cuando murió y la enterraron, tuvieron que echarle embutidos al ataúd para que comieran algo los gusanos.

13. Hubo una vez una competencia de los más mentirosos del mundo, en la final quedaron un ruso, un norteamericano, y un panameño.
Cuando comenzó la final, el ruso dijo:
Nosotros los rusos, le pusimos sal al mar.
Todo el mundo quedó impresionado.
Le toca el turno al norteamericano, y dice:
Nosotros sembramos el árbol donde Adán tomó la manzana.
Todo el mundo más impresionado que el concursante anterior. Ahora le toca el turno al panameño el que dice:
¡Yo los vi a los dos!

14. Últimas noticias, un gemelo suicida mata a su hermano por equivocación.

15. Era un hombre con la cabeza tan pequeña, que no le cabía la menor duda.

16. Era un hombre tan pero tan feo, que asustaba hasta los ciegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: